1º de Grado·Locke·Ontología

La ontología de Locke

[Siglo XVII. Contemporáneo de Newton. Grupo de filosofía natural de Oxford.]

Su objetivo era determinar cómo, en qué ámbito y hasta qué punto, puede el entendimiento tener una verdadera certeza acerca de las cosas, y de cómo nace en la mente cada idea.

-Dualismo ontológico

Locke habla de una mente que contiene ideas (objetos mentales) y de un mundo exterior que contiene objetos extramentales, ambos separados el uno del otro. Esta división, no concebida anteriormente, aparece por primera vez en el siglo XVII y se generalizará, modelando la concepción ontológica moderna. Locke tampoco justifica demasiado su sistema ontológico, dejando bastantes cuestiones sin resolver; su objetivo era lanzar un programa ontológico nuevo sobre el que asentar una nueva ciencia, religión y política.

La mente nace en blanco (“tabula rasa”) y toda idea se basa en la experiencia. Hay dos tipos de experiencia: la externa (los sentidos) y la interna (reflexión de la mente sobre sí misma y sus procesos). La representación (receptiva) de algo exterior toma el nombre de “sensación”, mientras que la experiencia de los propios estados y procesos de la mente es llamada “reflexión”. Del mundo externo llegan alteraciones físicas (partículas moviéndose en el espacio y en el tiempo) que chocan contra los órganos sensoriales, produciendo una reacción en el sistema nervioso, que lleva las alteraciones hasta el cerebro, produciendo ideas. Las ideas se manifiestan en la mente, que no es material (y no hay que confundir con el cerebro), lo que constituye un dualismo ontológico.

-Ideas y tipos de ideas

Hay dos tipos de ideas, las simples y las complejas.

Las ideas simples llegan a la mente mediante la percepción sensorial (esto se contrapone con las ideas racionalistas de idea). Al pensar las ideas simples, la mente es pasiva, no hace nada, solo padece.

Las ideas complejas se crean en la mente a partir de las simples, mediante unión, relación, etc. En ellas la mente toma parte activa. Un hombre o una silla serían ejemplos de ideas complejas, puesto que son “substancias” construidas a partir de la unificación de ideas simples.

Una idea es verdadera si se corresponde con la realidad extramental. Al ser construccciones mentales, las ideas complejas pueden ser totalmente distintas a la realidad extramental. Las ideas simples tampoco pertenecen a la realidad extramental. Solo hay algunas ideas simples que estén presentes en la realidad extramental:

-Solidez: impenetrabilidad, chocarse contra un muro y no poder avanzar.

-Extensión y forma: solidez mantenida en un espacio y un tiempo.

-Movimiento y reposo: cambio espacial en la extensión de algo

-Número: agrupación de identidades (identidad como unidad de solidez)

*Todas ellas basadas en las nociones de masa y espacio-tiempo de Newton.

Estas ideas simples reciben el nombre de ideas simples de cualidades primarias, y en ellas radica el puente que une ontológicamente la mente y la realidad extramental. Aun así, esto solo prueba que hay una realidad extramental, no que esta sea igual a lo contenido en nuestra mente. Esta tesis de que la apariencia es algo distinto de la realidad se denomina representacionismo epistemológico.

-Yo

El “yo” de Locke se opone al de Descartes. Para Descartes, el yo es lo que conecta unas ideas con otras; es la continuidad temporal e interrelación de ideas, si desaparecen las ideas, desaparece también el yo. Para Locke, por el contrario, el yo es una substancia en sí mismo, que puede existir con independencia de las ideas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s