1º de Grado·Aristóteles·Filosofía de la naturaleza·filosofía griega

La Física según Aristóteles

[Si quieres profundizar en estos temas, recomendamos leer la Física, y la mejor traducción es la traducción de Gredos, aunque también podéis conseguir otras traducciones.]
____________________________________________________________________________

1. Introducción

Physis es casi todo cuanto existe en el universo: astros, materia inerte, plantas, animales, hombre… no entran dentro del concepto physis las cosas manufacturadas, o entes separados como el motor inmóvil.

La naturaleza tiene un impulso innato al movimiento. El movimiento de los animales depende de los movimientos impresos en sus cuerpos por los alimentos. Los movimientos naturales de los cuerpos inanimados no son iniciados por ellos, sino por el que quita el obstáculo a su movimiento natural, de modo que se puede hablar de movilidad, pero no de motricidad.

Para explicar el cambio, es preciso preguntarse por el fundamento del cambio, que es lo que no cambia. El movimiento es manifestación de la naturaleza de los entes en desarrollo. Hay algo en el interior de cada cosa de la naturaleza que la mueve hacia su plenitud, de modo que lo que está en movimiento no es mera apariencia ilusoria sino verdadero desarrollo.

El movimiento es una combinación de identidad manteniéndose a través de una serie de transformaciones diversas. El movimiento es mezcla de identidad y diferencia, de ser y no-ser. Pero este no-ser no es un no-ser absoluto, sino relativo a lo que es: Aristóteles forja así la noción de potencia.

Para explicar el cambio debemos suponer partes conceptuales en las que la cosa cambia: algo simple no puede cambiar. Una manzana roja podrá cambiar de color al madurar, o de figura al ser mordida, pero el rojo no cambia, puesto que es una parte única: el rojo desaparecerá y aparecerá en su lugar otro color.

2. El lugar de la física en la clasificación de las ciencias teoréticas

La física se refiere a aquellas cosas que tienen una existencia por sí mismas (separada) y mudable, es decir, a los cuerpos que tienen en sí una fuente de reposo o movimiento.

El estudio del movimiento también incluye el del ente cuya naturaleza es inmóvil como causante del movimiento, así como la explicación del movimiento como encaminado hacia algo no móvil, es decir, la forma (la semilla llega a su culminación cuando alcanza en acto
la forma del árbol que ya tenía en potencia). El movimiento no afecta a la esencia de las cosas, no hay cambios de las esencias específicas, sino solo de los entes individuales.

El movimiento es, para Aristóteles, el fenómeno fundamental en que se manifiesta la naturaleza de las cosas: es un problema nuclear de su filosofía. Para Aristóteles no hay primero una metafísica y luego una aplicación de esta a la física, al contrario: la teología es una solución de una exigencia interna de la física.

3. Acerca del método de la física

Aristóteles no utiliza el método apodíctico, sino el dialéctico. Empieza por una historia de las aporía previas y de las soluciones o dificultades de cada una, buscando hallar antecedentes a la fundamentación de sus propios principios.

No se plantea en ningún momento el problema de la correspondencia entre el lenguaje y las cosas.

Un buen dialéctico es alguien que sabe preguntar. Procede mediante una tópica retórica y cuantos más signos presente a favor de la tesis, mejor para convencer. Pero su dialéctica no solo busca establecer doctrinas plausibles, sino también necesarias.

4. Los conceptos forjados por Aristóteles para explicar el cambio

Para resolver el problema del cambio, Aristóteles plantea distintos grados de ser no absolutos: potencialidad (dynamis) y actualidad (energeia, entelecheia). Una cosa proviene de lo que es en potencia pero no en acto. La continuidad del movimiento es el tránsito de un estado a otro, es decir, el paso de la potencia al acto. Define el movimiento como “la actualización de lo que está en potencia”, dirigido a un fin y producido (o contenido) por algo que es en acto.

Esta serie de movimientos no puede ser infinita, sino que se origina necesariamente en algo que mueve sin ser movido, y por tanto, que es puro acto (el motor inmóvil o primer motor).

En todo cambio hay siempre algo que sirve de sujeto, de lo cual proviene el ser engendrado, de modo que no hay generación de la nada (ex nihilo). El cambio presupone tres principios: la materia, la forma y la privación.

-Algo que cambia: la materia como sujeto indeterminado del movimiento.

-Algo hacia lo cual se dirige el cambio: la forma (acto)

-Algo a partir de lo cual proviene el cambio: la privación de la forma (potencia)

La privación es no ser respecto de la forma (la semilla está privada de la forma árbol), pero aquello de lo que actualmente está privada de ser, lo es en potencia.

La materia es un sujeto indeterminado, pero es algo: la materia es “aquello de donde proviene” la cosa y de lo cual está constituida. Materia y forma se pueden separar en el pensamiento pero no en la realidad. La materia primera no es concebible más que por analogía, no existe jamás en estado puro, no es perceptible por los sentidos y jamás se revela en la experiencia, sino solo al pensamiento abstracto. La materia no nace ni muere.

El movimiento se distingue de la actividad (energeia) porque posee un fin distinto de sí mismo y por ello cesa una vez alcanzado el fin. En cambio, en la actividad, el fin consiste en la actividad misma (pensar, ver), así la potencialidad es eliminada y transformada en actualidad.

La física se ocupa de la naturaleza en su materia y forma, pero principalmente en su forma, y de la materia solo en la medida en que es necesaria para la realización de la forma. Por ello, la física no es el estudio de la forma sola ni de la materia sola, sino de la materia informada o de la forma en una materia.

5. Los tipos de movimiento y los procesos de la generación

Hay cuatro tipos de cambio, el primero de ellos sustancial, y los otros tres accidentales:

-Entitativo: generación y corrupción.

-Cuantitativo: como el aumento o la disminución de tamaño.

-Cualitativo: como los cambios de color.

-De traslación: cambios de lugar.

Los últimos tres, siendo cambios accidentales, se llaman movimiento (kinesis) en sentido estricto.

6. Las cuatro causas y sus relaciones internas

La palabra aitía suele traducirse por causa. Aristóteles toma la palabra causa en el sentido de “condiciones necesarias del llegar a ser de algo”.

Aristóteles distingue cuatro causas, las dos primeras son internas, y las dos últimas, externas:

-Causa material: aquello de lo cual una cosa se origina y que está presente en la cosa como elemento constitutivo o ingrediente (el bronce es la causa material de la estatua).

-Causa formal: La forma de lo que la cosa debe ser, es decir, la fórmula de la esencia y sus géneros y las partes contenidas en la definición. La forma (morphe) puede designar tanto la configuración sensible de algo, como un objeto del pensamiento, así como el plan de su estructura. En general se usa morphe para la forma sensible y eidos para la forma inteligible (la figura que representa a Sócrates es la forma de la estatua).

-Causa eficiente: el origen inmediato del movimiento o del reposo, es decir, aquello que produce el cambio. Para que algo se origine debe existir un ejemplo perfecto que sea su causa: el acto es anterior a la potencia (la causa eficiente de la estatua es el escultor).

-Causa final: El fin o el propósito del cambio (la belleza es la causa final de la estatua).

7. El papel del azar

A veces existen excepciones a las reglas habituales de la naturaleza: estos son los acontecimientos concomitantes o per accidens. De estos, solo se consideran azarosos los que son por un fin, que implican la acción deliberadas de agentes humanos decidiendo, o por el esfuerzo inconsciente de la naturaleza.

El azar es imprevisible, no obedece a reglas, no es una causa activa sino una simple conexión entre acontecimientos. Aristóteles considera que lo excepcional se debe a la capacidad de la materia para recibir más de una determinación, pero la materia, bajo las mismas fuerzas, recibirá la misma determinación.

8. ¿Cómo combina Aristóteles teleología y necesidad?

Aristóteles intenta probar la existencia de la teleología en la naturaleza. Usa ejemplos como la adaptación de los órganos a ciertas funciones específicas (como las manos o los ojos), sobre los que dice que si tales adaptaciones se encuentran en la mayoría, no pueden ser resultado del azar, que solo se aplica en unos pocos, de modo que algunas cosas naturales existen para un fin, y la naturaleza no hace nada en vano ni superfluo. Su principal argumento a favor de la teleología es al permanencia de los tipos naturales normales respecto de las excepciones o monstruos.

Hay casos en los que no debe buscarse una causa final, sino que solo actúa el mecanismo de causas materiales y eficientes, como en el caso de la lluvia.

Los únicos acontecimientos necesarios que pueden afirmarse son aquellos que forman parte de una serie recurrente que siempre se repite, como el movimiento de los astros, el ciclo de las estaciones, etc.

9. El infinito, el lugar, el tiempo y la continuidad

La serie de los números es infinita y cada número puede ser dividido infinitamente. La cantidad es infinita en potencia o en pensamiento aunque no en acto. El movimiento es infinito porque siempre queda una potencia residual de la cual no se libera jamás el universo. El mundo físico es, como el espacio, una esfera de dimensión finita.

No existe el vacío, ni intersticios entre los cuerpos. La materia tiene la capacidad de llenar el vacío con todos los posibles grados de intensidad. La materia es continua a través de todo el universo.

El movimiento parecería imposible dentro de lo lleno, pero Aristóteles entiende que para que un cuerpo se desplace basta con que otro le ceda su lugar y así sucesivamente hasta que se encuentre un cuerpo que llene el lugar primero: se trata de sustituciones sucesivas e instantáneas.

El tiempo es el número del movimiento según el antes y el después, es el aspecto numerable del movimiento. El tiempo es infinito porque el movimiento es eterno. El tiempo es continuo porque está ocupado por un movimiento continuo, y el movimiento es continuo porque lo es a través de un espacio continuo.

Las cosas que son siempre no están en el tiempo, ni contenidas ni medidas por él. Las verdades necesarias, como las matemáticas, no están en el tiempo porque no están en movimiento ni en reposo.

10. Aristóteles y las aporías de Zenón contra el movimiento

-Argumento del estadio: si el espacio y el tiempo son infinitamente divisibles, y un cuerpo tiene que llegar al final del estadio, primero tiene que recorrer antes la mitad del estado, pero antes tendría que recorrer la mitad de la mitad, y así hasta el infinito, por lo que nunca llegaría al final del estadio.

-Aquiles, el guerrero más rápido, no alcanzará a la tortuga si ella parte con ventaja, porque cuando Aquiles sale del punto de partida de la tortuga, esta ya habrá recorrido una cierta distancia, y así al infinito (aunque la distancia sea cada vez menor).

-Una flecha lanzada no se mueve, porque en cada instante indivisible en que dividamos el tiempo la flecha ocupará un espacio igual al de sus propias dimensiones, lo que significa que está quieta (para admitir que se mueve habría que admitir que la flecha excede su propio tamaño, lo que es imposible).

Zenón no negaba que se viese el movimiento, lo que sostenía era que al movimiento no se lo puede comprender racionalmente, puesto que lleva a una serie de absurdos. Si solo es verdad lo que la razón sostiene, el movimiento es una ilusión.

11. El movimiento local

El movimiento del cielo debe ser eterno y el cielo debe ser una esfera rotativa. Pero el centro, donde se ubica la tierra que por naturaleza tienda hacia abajo, está en reposo.

Los cuerpos celestes están constituidos por el quinto elemento no sometido a la generación ni a la corrupción, el éter, y se desplazan en círculo. La envoltura exterior del universo es una esfera finita que contiene las estrellas fijas, que no tienen movimiento propio, pero la rotación de la esfera en la que se encuentran las hace rotar.

12. El primer motor, según la Física

Aristóteles rechaza la atribución de alma al mundo.

El universo visible es la realidad absoluta, pero queda la exigencia de una causa eficiente y final. Así surge la concepción del primer motor, que nace de la necesidad de algo que imprima movimiento continuo y eterno al universo y que garantice su existencia infinita. Para que esto pueda ser posible es preciso que el agente esté siempre en acto y no contenga ninguna potencia, lo que implica que debe ser necesariamente inmaterial.

El argumento se funda en la hipótesis de que el movimiento ha existido y existirá siempre. Todo lo que es movido es movido por algo. El primer motor no puede ser movido por otra cosa, ni ser accidentalmente. Por tanto es necesario que sea inmóvil, eterno y único. Todo movimiento proviene del primer cielo y el primer motor, puesto que actúa sobre él, debe ser exterior al universo.

Los movimientos propios del sol y los planetas son explicados por la acción de un agente motor distinto para cada esfera: los motores segundos o inteligencias, que están subordinados al primer motor.

El primer motor mueve por atracción hacia sí (teleología). La rotación de la primera esfera se aproxima al acto eterno inmutable de conocimiento que tiene de sí, por su uniformidad y eternidad.  El primer motor mueve como objeto o deseo de amor, es decir, no como agente físico, y en consecuencia no tiene necesidad de una residencia local. Lo importante es que se conciba como algo separado del cosmos para que ninguna potencialidad pueda alterar su vida divina y feliz de pensamiento puro que se piensa a sí mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s