1º de Grado·Filosofía de la naturaleza·Parménides

Parménides

Parménides de Elea. Segunda mitad del VI a.C primera del V a.C.

Junto con Heráclito, Parménides, fue el autor mas influyente y sagaz de los presocráticos. Sus postulados filosóficos se condensan en un poema. El titulo de aquel poema en hexámetros (forma utilizada ya en autores tan importantes como Homero o Hesíodo) es: “ Acerca de la Naturaleza.”

Las partes de este poema son dos, y un proemio al comienzo que conservamos completamente.

La primera parte: acerca de la verdad, la conservamos prácticamente entera, alrededor del noventa por ciento del contenido. Es comprensible ya que en estos versos se encuentra el grueso del pensamiento original del filósofo, donde trata la hipótesis del ser y el no ser.

La segunda y última parte, ha sido peor conservada. En ella , Parménides explica el mundo de la apariencia en el que los hombres viven inmersos. Ya desde el principio, al final del proemio, se da buena cuenta de que es necesario tener en cuenta el mundo de la verdad, como el de la apariencia ya que los dos juntos conforman el mundo de los hombres:

-”Es preciso que te percates de todo: tanto del corazón sin temblor de la redonda verdad como de los pareceres de los mortales , en los que no hay verdadera solidez. Pero en todo caso aprende también esto: que en todo caso lo aparente tenía que ser de modo digno de crédito, atravesando todo de un lado a otro”

Acerca de la Naturaleza

Proemio. En el viaje, el pasjero va subido en un carro tirado por dos yeguas. Éstas le llevarán tan lejos como su ánimo alcance, por lo que la duración del viaje depende de la determinación del filósofo en su ambición por encontrar la verdad. El poema busca la ambigüedad en lo que al lugar se refiere, ya que las puertas que describe podrían dar paso al mundo solar, o al mundo subterráneo.

El viaje es en busca de la verdad, como claridad, de ahí que se describa como un tránsito de la oscuridad a la luz.

La diosa del poema no tiene nombre porque el autor así lo quiso y probablemente no pertenezca al grueso de dioses de la mitología griega.

Primera Parte. La diosa sin nombre informa al aventurero que hay dos caminos posibles para conocer la verdad, el camino de la búsqueda del “ser” y la búsqueda del “no-ser”. Pero la búsqueda del “no-ser” es imposible por lo que ese camino es intransitable. Quedando solo la búsqueda del “ser”. Para encontrar el “ser” nos topamos con lo que en principio puede parecer una tautología :

“el ser, es. Y el no-ser, no-es”. Desenlosando esto obtenemos tres posibles lecturas, para encontrar el sujeto.

La primera lectura, sería la tautología antes mencionada. Y no obtenemos información, a no ser que pensemos que el segundo “es” como en la frase: “si te callas, te callas” tiene un sentido mas amplio que el primero, por lo que si algo “es”, “es” con todas las consecuencias del ser.

La segunda lectura no tendría sujeto, como el verbo “llover” y aquí se cerraría el camino.

La tercera lectura, se apoya en el fragmento tres, siendo el sujeto “aquello sobre lo que cabe pensar y cabe que sea”. Tomando pensar, no como cualquier sujeto que la imaginación pueda crear sino una verdadera situación, con raíces reales.

En otras palabras “lo mismo es pensar y ser”. Significa que “ser” alude al aparecer en el mundo, la constitución en sí mismo de lo ente en tanto que ente. La “verdad” hace que podamos ser capaces de reconocer al ente, nuestra herramienta para saber del mundo.

Las características del ser en Parménides son las siguientes:

-Finito/ límitado. El “ser” no puede ser infinito porque no puede eso significaría carecer de límites y el ser no puede carecer de nada. Los griegos concebían ademas el ser limitado como acabado, y por lo tanto perfecto.

-Ingénito. El “ser” no puede ser creado, ni nacer de nada porque eso significaría que en algún momento no-ha-sido.

-Imperecedero.

-Inmutable.

-Único.

-Homogéneo.

Es concebido como una esfera por todas estas características.

Segunda Parte. Los humanos viven en el mundo de las apariencias y deben poder sistematizarlas de la mejor forma posible. Y aunque esta sistematización no se corresponde con el comportamiento real de las cosas, ya que la cosmología se basa en una dualidad (similar a la tabla de los pitagóricos) cuando lo verdadero y real es que solo hay UNO, el “ser”

Anuncios

Un comentario sobre “Parménides

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s