1º de Grado·Ontología·Platón

ANALIZA LA ONTOLOGÍA QUE PROPONE PLATÓN CONTRA EL RELATIVISMO

Platón, con su ontología, se enfrenta a otros pensadores de la época que pensaban que el conocimiento era imposible dada la subjetividad o relatividad a la que están sujetos los objetos físicos.

Por extraño que parezca, Platón coincide con ellos en este punto. Los objetos físicos, las cosas que se nos presentan, el árbol, el río, son incognoscibles. En el momento en que uno pretende conocerlos, han cambiado, no permanecen como una unidad sino que son mudables, y están más cercanos al no-ser que al ser, por tanto el ámbito de la sensación está más cercano al no-conocimiento que al conocimiento.

Entonces, ¿cómo negando la imposibilidad de conocer las cosas individuales, Platón consigue negar también el relativismo y proponer un modo de conocimiento verdadero?

Platón distingue entre dos ámbitos ontológicos: el de las cosas individuales y el de las propiedades (también llamadas ideas o formas). Como ya se ha dicho, en el ámbito de las cosas individuales existe el cambio, dado que para algo cambie debe estar compuesto por diversas partes, pero las propiedades no cambian, puesto que son en sí mismas, no compuestas. De este modo, una manzana puede cambiar, porque su color ha pasado de ser rojo a ser verde, pero ¿cómo podría cambiar un color? El rojo no puede cambiar porque solo se define por sí mismo, es decir, por ser rojo; en caso de cambiar a verde no sería realmente un cambio, sino la desaparición de un color y la aparición de otro.

Por tanto, así Platón distingue entre estos dos ámbitos, el de las cosas individuales, mudables; y el de las propiedades o formas, inmutables, abstractas y no pertenecientes al espacio-tiempo. Para Platón, por tanto, más allá de las cosas concretas hay otros “existentes”, que son las propiedades. Así, se establecerá una distinción entre el mundo, que lo abarca todo, y el universo, que solo abarca las cosas individuales y concretas. El universo es el objeto de estudio del científico, mientras que el filósofo se ocupa del mundo. El error del relativismo, según Platón, es reducir su filosofía al universo, no entendiendo la existencia de las propiedades o ideas.

Precisamente son las propiedades, por su inmutabilidad, las únicas que pueden ser objeto de conocimiento verdadero, y es de las propiedades de lo que tiene que ocuparse la filosofía. Estableciendo Platón, como vemos, en su ontología, dos ámbitos diferentes, uno de las cosas individuales que afirma no sujeto a conocimiento, sino solo a opinión, y otro de las propiedades, que por su naturaleza son el objeto del conocimiento verdadero, sortea el obstáculo que planteaban en su época las objeciones relativistas contra todo posible conocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s