2º de grado·Ética·Kant

EL FORMALISMO KANTIANO

[El lugar donde mejor están desarrolladas estas tesis, por si queréis ampliar lo que está recogido en estos apuntes, es el libro La religión dentro de los límites de la mera razón, y quizá también en la Crítica De La Razón Práctica, de la que os recomiendo esta edición que enlazo.]

LA BUENA VOLUNTAD COMO BIEN INCONDICIONADO

El punto de partida de Kant es la afirmación de que nada tiene valor comparable a una buena voluntad, aunque no sostiene que la buena voluntad sea el único bien. Introduce el concepto de bonun consumatum para designar el compuesto de buena voluntad y felicidad, que es el bien supremo. Lo que dice es que la buena voluntad es el único bien incondicionado: de todas las otras cosas se puede hacer un mal uso (ser inteligente puede ser una facultad que se ejerce con fines malos) si no se guían por la buena voluntad. De la buena voluntad no puede hacerse un mal uso, porque la voluntad (sea buena o no) es la que utiliza, no la utilizada.

EL MOTIVO Y LOS FINES DE UNA BUENA VOLUNTAD

¿Qué condiciones ha de cumplir una voluntad para poseer tal valor incondicionado? Está claro que el valor moral de la voluntad no puede estribar en algo externo a ella. Los dos elementos fundamentales del querer son su fin y su motivo, por lo que parece forzoso que en alguno de ellos esté el valor moral de la voluntad. Para Kant, el único motivo que hace moralmente buena es el del deber (ejemplo del comerciante honrado).

Todo lo que pertenece a la sensibilidad es un hecho contingente y ciego, así que tiene que obtener el refrendo de la razón para obtener autoridad. La pregunta es ¿qué tipo de fines se propondrá una voluntad moralmente buena? Si llamamos “máxima” al principio que guía el querer de un sujeto, podemos reformular la pregunta así: ¿de acuerdo a qué máximas obra una voluntad buena? Kant define el deber como “necesidad de una acción por respeto a la ley”. Ahora bien, en toda ley práctica cabe distinguir dos aspectos:

–        Materia: el fin que ordena.

–        Forma: universalidad con lo que ordena un fin.

Hemos de saber de cuál de los dos aspectos de la ley está pendiente quien obra por deber:

–        Materia: no, puesto que si se obra por ella se hace por inclinación.

–        Forma: es forzoso, la voluntad entonces sigue una máxima universalizable.

(Imperativo categórico: formulación blablablá)

AUTONOMIA DE LA VOLUNTAD

¿De dónde procede el que nos sintamos aludidos por los imperativos categóricos? Los imperativos categóricos vienen de la voluntad a la que se sienten sometida. De este modo, la autonomía de la voluntad (capacidad de darse leyes a sí misma) se revela como principio supremo de la moralidad. Kant define la voluntad como “facultad de determinarse a obrar por representación a ciertas leyes”. La voluntad no es otra cosa que razón práctica. Por eso, afirmar que la voluntad es autónoma equivale a decir que se autolegisla. (el resto del capitulo es un resumen de lo anterior cutre y horripilante).

APLICACIÓN DEL IMPERATIVO CATEGORICO.

El imperativo categórico exige que obremos de manera que podamos querer que nuestra máxima se torne ley universal de la naturaleza. Se ha de ver que el imperativo se aplica a MAXIMAS, no a normas o acciones concretas. Una máxima es el principio más elevado de los que inspiran una conducta (por ejemplo, no sería “no comer X” o “cuidar de mi salud”, sino “hacer cuanto esté en mi mano para cuidar a los míos”).

Sólo podremos querer que una máxima sea universalizable si no encierra contradicción. Esta contradicción puede ser de dos tipos:

–        La idea misma de una naturaleza en donde la máxima fuese universal es lógicamente contradictoria, infringimos un deber perfecto, que no admite excepción.

–        La máxima entre en contradicción con sí misma, en ese caso se infringe un deber imperfecto, que sería “prima facie”.

La contradicción salta a la vista si se anticipan las consecuencias de la aplicación universal de cierta máxima, pero esto cuenta con el defecto de que esta consideración tiene materia empírica, lo que no hace justicia al pensamiento de Kant, que intenta excluir todo rastro de empirismo en la moral.

VALORACION

Hegel realiza su crítica a Kant aludiendo que de la mera condición formal que no se produzca contradicción al universalizar una máxima no se sigue ningún deber en particular a menos que se dé por supuesta una “materia dada desde el exterior”, o sea, un principio que el imperativo categórico no justifica. Kant llegó a recursos válidos en sus deducciones de deberes concretos porque recurrió sin darse cuenta a supuestos materiales. De ser acertada la crítica, habría que rechazar la pretensión del imperativo categórico de erigirse en criterio de la moralidad.

Incluso si damos por bueno el imperativo categórico, la postura kantiana no está libre de problemas. Choca contra la razón moral vulgar en varios puntos:

1)     El formalismo dice que la voluntad es buena al obrar por deber y mala al obrar por inclinación, sin otra posibilidad. El saber moral espontáneo determina que hay voliciones moralmente indiferentes.

2)     Las leyes morales en el formalismo expresan prohibiciones o permisiones, para la razón vulgar existen leyes que expresan obligaciones positivas.

3)     El formalismo condena todas las acciones contrarias al deber por igual, mientras que la razón moral vulgar admite que las infracciones pueden tener varios grados de gravedad.

4)     Para el sentido común moral existe lo supererobligatorio, es decir, acciones correctas pero no exigibles, mientras que Kant se aparta de estas acciones.

Anuncios

Un comentario sobre “EL FORMALISMO KANTIANO

  1. Son apuntes de alumnos, concretamente, de temario de segundo de carrera. Yo los publico según llegan, con la intención de que sirvan, y no puedo corregirlos todos porque no tengo conocimiento sobre todos los temas que se publican.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s