2º de grado·Ética·bentham·Kant·Stuart Mill

Utilitarismo y deontologismo

[Si se quiere profundizar en estos autores, recomendamos el libro El utilitarismo de John Stuart Mill y el el libro de Uriel H. sobre utilitarismo. Sobre deontologismo, el libro Política y ética en Kant, o la Teología Ética de Rogelio Rovira.]
_________________________________________________________________

Utilitarismo y Deontologismo son posturas contrapuestas, en tanto que contradictorias. Históricamente fueron polémicas entre sí. El Teleologismo establece que el fin (telos) justifica los medios, al contrario que el Deontologismo, que no renuncia a un fin, pero sin embargo sí limita los medios.

Teleologismo

El Utilitarismo fue formulado por J. Bentham a finales del siglo XVIII, y dominó hasta el principio del siglo XX el pensamiento anglosajón. El Teleologismo establece como criterio supremo de la acción la búsqueda de la felicidad, tanto individual como colectiva. No es una postura egoísta, ya que la felicidad está encaminada hacia el total de los individuos afectados por la acción que se estima.

Este modelo exige una deliberación previa a la acción. Se han de analizar todas las posibles consecuencias y ver si se traducen en un aumento o disminución de la felicidad de los individuos afectados. El cálculo utilitarista no se fija en la naturaleza interna de la acción que se está deliberando (Ejemplo de la obra de Camus “Los justos”).

Según el Deontologismo existen actus intrinsice malis, actos intrínsecamente malos, lo que conlleva a aceptar las normas que están preestablecidas, al contrario que ocurre en la ética utilitarista. El utilitarista calculará las posibles consecuencias y actuará según estas.

El utilitarismo atraviesa varias fases:

1-     Utilitarismo clásico (Bentham, J.S. Mill): se ha de obtener el mayor saldo de felicidad. La felicidad es la acumulación de placeres (hedonismo). El placer es homogéneo, si no, no podría ser sumado.

2-     Utilitarismo ideal (G.E. Moore): plantea novedades frente al Utilitarismo Clásico. El placer ahora no es el criterio de la felicidad, sino sólo un aspecto. La felicidad ha de ser maximizada buscando ahora la de todo el mundo y que los conceptos Bueno/Malo no son definibles, pero sí son objetos de conocimiento inmediato.

3-     Utilitarismo de la preferencia (Harsanyi, Peter Singer): la mejor acción que se puede llevar a cabo es la que satisface el mayor número de conciencias subjetivas. No se parte de una “naturaleza humana universal” compartida por todos los seres humanos.

Según si el modelo consecuencialista se aplique a acciones reales o a tipos de acciones, hallamos dos tipos de utilitarismo:

–        Utilitarismo de Reglas: ¿Qué tiene mejores consecuencias en general (por ejemplo, mentir o no mentir)? Se aplica la norma que tiene mejores consecuencias generales.

–        Utilitarismo de Actos: ¿Qué tiene mejores consecuencias en particular? Se aplica la acción que tiene las mejores consecuencias para la situación en particular.

Se ha puesto en dudas que el utilitarismo de reglas sea una postura coherente. La objeción más común es que si se hace una excepción a la regla porque haya un caso que tenga como mejor consecuencia el quebrantamiento de dicha regla, entonces está mal formulada la regla, y  hay que reformularla. Pero siempre se puede encontrar otra excepción, hasta acabar centrándose en todos los actos, con lo cual acabamos haciéndonos utilitaristas de actos.

Deontologismo

Esta postura esgrime que hay deberes que no nos eximen de usar cualquier medio. El principio de utilidad no es pues el único que entra en juego en la deliberación. Un deontologista atiende a la naturaleza intrínseca de la acción. Dos de las máximas posturas deontológicas son:

1-     La postura kantiana: es un deontologismo extremo. Hay una serie de normas que expresan deberes perfectos, sin excepciones, aun cuando las consecuencias sean funestas.

2-     Deontologismo de D. Ross: las convicciones morales (el saber moral espontáneo) no son meras opiniones, son conocimiento. Ante un conflicto de deberes hay que cumplir el más importante en el momento (por ejemplo, entre acudir a una cita y ayudar en un accidente, se debería hacer lo segundo). Esta consideración nos lleva a distinguir dos tipos de deberes:

Prima facie: tendencia a ser un deber real que tiene una acción por caer bajo alguno de los principios morales.

Reales: los que se tienen.

Se reconoce que los deberes no son impepinables. En determinadas circunstancias se pueden hacer excepciones.

Descrédito del utilitarismo:

Hoy se acepta que un ser humano posee una dignidad personal, por lo que no es lícito que sea tratado como medio, cosa que el utilitarismo ignora. En términos de justicia, por ejemplo:

–        Justicia política: no excluye un sistema discriminatorio, sino que lo recomienda si sirve para aumentar el saldo de felicidad.

–        Justicia distributiva: si el total de satisfacción no varía, entonces da igual cómo este distribuido.

–        Justicia penal: Caifás.

Hay asimismo tres argumentos en contra del utilitarismo:

1)     El utilitarismo funda su pretensión de teoría racional sobre la deliberación prudencial (no elegir lo que a la larga nos hace mal) incluso cuando varias personas están implicadas, que tienen dignidad inquebrantable.

2)     Se presenta como una doctrina humanitaria que declara la felicidad como motor de la acción, mientras que presenta al deontologismo como despiadado al supeditar la felicidad a un valor abstracto. La cosa es que el interés benevolente por el prójimo no es exclusivo del utilitarismo, pero este amor al hombre se expresa en el respeto a todos, cosa que el utilitarismo se pasa por el forro de los cojones si es preciso.

3)     La felicidad de cada uno varía, por lo que el lograr satisfacer a todos es imposible.

[Apuntes sobre el libro Ética, de Rodríguez Duplá.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s