Economía·Karl Polanyi·Libros

Introducción a La Gran Transformación de Karl Polanyi

Polanyi demolió la creencia de los economistas en los principios universales de la racionalidad económica y por tanto las bases de una teoría general de lo económico.

Con la revolución industrial se inició la utopía económica actual, capaz de reducir todos los elementos de la producción al estado de mercancías. La apuesta liberal por una sociedad sin trabas para el comercio dejó a la sociedad a merced de los vaivenes imprevisibles provocados por la especulación, el afán de lucro y la libre competencia en los negocios. Por primera vez en la historia de la humanidad la sociedad se convertía en una simple función del sistema económico y flotaba sin rumbo en un mar agitado por las pasiones y los intereses. La tierra, los hombres y el dinero se vieron fagocitados por el mercado y convertidos en simples mercancías, y quedando así al arbitrio de un sistema caótico que nadie era capaz de gobernar. Las viejas formas de sociabilidad fueron sacrificadas al nuevo ídolo del mercado autorregulador, las sociedades se vieron despojadas de su soporte humano y natural.

En el libro “La Gran Transformación”, Polanyi analiza el libre mercado y los fascismos haciendo un recorrido histórico del apogeo y la decadencia del homo economicus. Se notan las influencias Weberianas, así como de Marx y Durkheim. De este último toma sobretodo la importancia concedida a la sociabilidad y, en función de ella, a la educación, la transmisión de los valores morales, y la política. En cuanto a Marx, Polanyi le reprochará la primacía que concede a las relaciones de producción a la hora de desentrañar la verdad profunda de las variadas formas que adoptan las relaciones sociales.

Polanyi plantea que el libre mercado encierra a la sociedad en un marco de relaciones económicas que atenta contra los fundamentos mismos de la sociedad, contra la sociabilidad en cuanto tal.

Muestra también cómo en las sociedades no industrializadas, el sistema de intercambio “estaba integrado en la organización general de la sociedad”. El Homo Economicus es una creación reciente, pues es a la vez proyecto y producto de las sociedades del laissez-faire. La subordinación de lo social a lo económico no solo ha generado en Occidente una ola de miseria, sino que ha destruido en las comunidades dependientes de África, Asia y América las formas de vivir comunitarias y, por consiguiente, las razones para vivir. El hambre y la pobreza que se ciernen sobre estos continentes no son sino efectos derivados de una destrucción sistemática de las raíces de las organizaciones sociales adaptadas a la tierra. El tercermundismo es un producto del liberalismo desplegado a escala internacional.

Para Polanyi, el sistema de mercado ha deformado unilateralmente nuestra visión del hombre y de la sociedad, y esas percepciones deformadas constituyen hoy uno de los principales obstáculos que nos impiden resolver los problemas de nuestra civilización.

El conocimiento de las sociedades primitivas, o de las sociedades del pasado, no sólo nos permite una crítica del carácter separado de la economía liberal, sino que nos proporciona un contraste alternativo del que podemos extraer lecciones para una integración más ecológica y humana de la economía en la sociedad.

Frente al liberalismo y los fascismos, surgió el Estado del Bienestar, implantado a lo largo de Occidente por socialdemócratas, socialcristianos y conservadores, con la intención de regular el mercado. Pero pronto surgieron los problemas y, con ellos, la crítica: todos los Estados modernos funcionaban como plutocracias económicas, en sociedades de masas en las que las muchedumbres solitarias se ven asistidas y controladas por organizaciones e instituciones burocratizadas y distantes que las reducen a la condición de sujetos sometidos. El Estado del Bienestar descansa en un sistema de funcionamiento anti-democráctico, más próximo al despotismo ilustrado que al ideal de una sociedad participativa y autogestionada.

El principal mérito de la obra de Karl Polanyi consiste en desenmascarar históricamente ese chantaje económico que utiliza a la sociedad como rehén.

 

[Apuntes tomados de la introducción a La Gran Transformación de Polanyi, editorial La Piqueta.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s